¿Cómo preparar el entrecot perfecto?
Posted by      11/08/2021 00:00:00    Comments 0

Como amantes de la carne nos encanta la ternera a la plancha, y es que, ¡es un plato muy socorrido! Se prepara rápido y tiene un sabor sin igual. Dentro de todos los cortes el más famoso es el entrecot

 Pero.. ¿Conoces la historia de este utilizado corte?

¿De dónde proviene el entrecot?

La palabra proviene del francés “entrecote”, que significa “entre costillas”, por lo que esta sabrosa pieza se encuentra entre los huesos de las chuletas. Suele cortarse del lomo bajo, que es más estrecho, y dejar el lomo alto para los chuletones (incluyen hueso).

La parte más complicada consiste en pillarle el punto a la carne, pero esperamos que con este método ¡te salga un entrecot de rechupete!

En primer lugar, deberás sacar la carne de la nevera unos 15 o 20 minutos antes de cocinarla, para que se atempere; de lo contrario no quedará jugosa. También te recomendamos que, justo antes de ponerla en la plancha (o sartén), la seques con papel de cocina, que es absorbente.

En cuanto a la sartén, es mejor que sea una antiadherente, para que el entrecot no se agarre en la misma. Por supuesto, debe tener el tamaño de la pieza; si no, el aceite que quede descubierto se quemará…

En la sartén tienes que echar un poco de aceite (mejor si es de oliva). También puedes utilizar un trozo de grasa sobrante del propio entrecot. Pon en marcha la sartén y, justo antes de que empiece a salir humo, pon el entrecot sobre la sartén.

Para que se selle bien, la sartén deber estar muy caliente y hay que mantener el fuego alto. Intenta no darle la vuelta muchas veces a la pieza; de hecho, te recomendamos que prepares primero un lado y luego el otro. Y lo más importante de todo: ¡no pinchar con el tenedor!

Es mejor que utilices unas pinzas para darle la vuelta; así evitarás que pierda jugosidad. Dependiendo del punto de cocción que te guste y del grosor del entrecot, la dejarás más o menos rato en cada lado; a nosotros nos gusta poco hecho, así con unos dos minutos suele bastar.

Si quieres echar sal, opta por sal gorda o en escamas, y te recomendamos que la eches al final. Antes de cortar el entrecot y servirlo, déjalo reposar unos 2 minutos para que quede más jugosa.

¿Y de acompañamiento? Unas patatas nunca fallan, ¡son la guarnición estrella! Asadas, fritas, con salsas… seguro que acertarás.

 

Entrecot a la pimienta

Para esta sabrosa salsa, necesitarás una cucharada sopera de pimienta negra (o verde) en grano, 200 mL de nata líquida, 50 g de mantequilla y una pastilla de caldo. También puedes incluir un poquito de coñac.

Empieza por machacar la pimienta en el mortero, pero procura dejar trozos grandes.

Pon en la sartén la mitad (aproximadamente) de la pimienta y la mantequilla. Cuando se hayan cocinado durante unos 4 ó 5 minutos, añade la nata líquida y la pastilla de caldo, revolviendo para disolverla.

Tienes que dejar que la mezcla hierva y dejarla otros 4 ó 5 minutos; recuerda que tienes que remover de vez en cuando.

¿Ya tienes el entrecot listo? ¡Entonces vierte despacio la salsa y añade por encima la pimienta sobrante.

¡Verás que delicia!