¡5 partes del cordero que podemos cocinar!
Posted by      10/09/2021 00:00:00    Comments 0
Cuando en España hablamos de carne, es difícil no nombrar el cordero. Este animal perteneciente a la raza ovina, puede ser hembra o macho pero no debe superar el año de vida para considerarlo cordero.
La gran versatilidad propia de esta pieza, hace posible que pueda cocinarse de diferentes maneras, pero es importante conocer los diferentes cortes que puede ofrecernos para cocinarlos individualmente de manera más adecuada.
En una cena con amigos, de celebración con tu familia o para darte un capricho un día corriente, ¡el cordero siempre es una gran opción.

¿Qué partes del cordero puedo cocinar?

El cordero es una de las carnes más consumidas en España, su amplia variedad de cortes hace que cada una de sus piezas nos ofrezca varias posibilidades de cocinado siendo entre ellas completamente diferentes. Conocer a fondo cada parte de este conocido animal para saber qué tipo de corte proceden de ella, nos hará llano el camino de su posterior cocinado.

El cuello del cordero.

Si empezamos a analizar las diferentes partes del cordero desde la cabeza hasta lo pies, nos encontramos con el cuello del cordero.
Esta parte nos ofrece diferentes cortes cómo el carrillón, los filetes del carrillón o los collares.
El carrillón de cordero es la carne perteneciente al cuello deshuesado, de donde saldrán también los filetes del mismo cuando este se abra en forma de abanico. Ambas partes son muy sabrosas y poseen una gran jugosidad.

El costillar de cordero.

Esta parte del cordero se encuentra en el lomo, y dentro de ella podemos encontrar dos famosas y consumidas piezas.
Primero, tenemos las chuletillas de cordero, ese manjar con el que todos nos hemos derretido alguna vez. A su vez, dentro de estas podemos encontrar dos tipos, las costillas de riñonada y las de palo.
Otra de las partes incluidas en el costillar es la French Rack. Esta pieza no es otra que el costillar entero preparado para ser asado.

La silla del cordero.

Un poco más abajo encontraremos la carne de la silla de cordero. Se encuentra entre la pata y la riñonada y se consume tanto deshuesada como cortada a trozos para ser fritos posteriormente.
Dos de las maneras más consumidas de ambas carnes es en guisos y asados generalmente.

La falda de cordero.

Esta carne es una de las más sabrosas de todo el animal. Gracias a su localización y a estar pegada al hueso se convierte en el bocado perfecto.
Dentro de esta pieza, el corte más conocido es el churrasco, que generalmente se cocinan asados e incluso en pequeñas tapas.

La pierna de cordero.

Sin duda alguna, la pierna de cordero es la pieza más versátil. Una de sus versiones más conocidas es asada, pero es un gran corte para cocinarlo de maneras distintas.
Dentro de la pierna de cordero también tenemos la paletilla. Esta es la protagonista sin duda alguna de todos los asados que hacemos en casa gracias a su pequeño y manejable tamaño.
Conociendo cada una de las piezas y cortes del cordero, ¿Ya te has decidido a comprarlo?

Leave a Reply